La piel del cuerpo es el órgano más grande. Es nuestro contacto con el exterior y por eso hay que prestar atención en su cuidado, tanto a nivel interno como externo.

El cuerpo humano es un 70 % de agua aproximadamente y por lo tanto la hidratación también es responsable de que nuestra piel luzca radiante y en buen estado. Precisamente la deshidratación es una de las causas de falta de vitalidad, firmeza y aparición de imperfecciones y arrugas.

A veces escuchamos que hay que mantener la piel hidratada y nutrida, pero ¿es lo mismo hidratar que nutrir?

Es importante entender esto para determinar qué tipo de productos son los más interesantes para cada caso. Hidratar significa que aportamos agua. Nuestro organismo la distribuye según la vaya necesitando pero con el paso de los años esa capacidad va mermando. Esto acelera el envejecimiento…

Nutrir la piel significa que favorecemos el aporte de otros nutrientes para reforzarla, prepararla para que su manto hidrolipídico esté más protegido y su apariencia mejore.

Más allá de la importancia de la alimentación, hábitos,  nuestro sistema emocional y salud en general, la piel puede verse afectada por factores externos como agentes climáticos como exceso de sol, aire o calefacción, aire acondicionado…

Lo importante es mantener el equilibrio entre hidratación y nutrición de nuestra piel.

En La Rueda Natural disponemos de una amplísima selección de aceites vegetales con propiedades excelentes para nutrir la piel y cremas corporales para ayudar en la hidratación.

A continuación, detallamos algunos de los aceites que comercializamos y para qué tipo de piel son apropiados, así como características concretas.

ACEITES AYURVEDAS KHADI

La marca Khadi ofrece una amplia selección de aceites destinados para diferentes tipos de piel y necesidades.

  • Aceite de Rosas: está especialmente elaborado para prevenir las manchas solares y mejorar la apariencia en todo tipo de pieles.
  • Aceite de Hibisco: está especialmente elaborado para pieles sensibles, calma y suaviza la piel evitanto el calor y la inflamación, además de aportarle elasticidad y flexibilidad. 
  • Aceite de Violeta: está especialmente elaborado para equilibrar y beneficiar a todos los tipos de piel, además mantendrá la piel fresca, hidratada, elimina imperfecciones y mejora el tono de la piel. 
  • Aceite de Lirio Blanco: está especialmente elaborado para tratar las pieles secas y maduras. El Lirio blanco junto a otra combinación de plantas ayurvedas desinflama, hidrata, refresca, tonifica y previene el envejecimiento y las arrugas. 
  • Aceite de Loto Rosado: está especialmente elaborado para tratar la producción de grasa excesiva, elimina el calor y mantiene la piel hidratada y suave. Las plantas astringentes mantienen la piel limpia y previenen las erupciones a la vez que hidratan.
  • Aceite Anti-edad: está especialmente elaborado para pieles maduras y luchar contra el envejecimiento.
  • Aceite anticelulítico 10 hierbas: está especialmente elaborado para tratar las celulitis, estimulando el metabolismo para disolver las grasas y eliminar toxinas.
  • Aceite de Centella: está especialmente elaborado para generar elasticidad y revitalizar previniendo las estrías y cicatrices. Además tonifica y reafirma la piel cansada y flácida.

ACEITE DE AGUACATE (Persea gratissima)

Se obtiene de la pulpa del fruto del aguacate. Es un excelente aceite antienvejecimiento muy rico en ácidos grasos omega 9 (oleico) y activos antioxidades (tocoferoles, carotenoides y fitoesteroles).

Es muy nutritivo, suavizante y protector.

Por su densidad y tacto graso se emplea en pieles secas, muy secas y maduras.

También se emplea como mascarilla capilar y como antiestrías.

ACEITE DE JOJOBA (Simmondsia chinensis)

Este maravilloso aceite obtenido de las semillas de la planta. Es un aceite muy estable por su composición concreta en ácidos grasos.

Ayuda a evitar la deshidratación ya que reduce la pérdida de agua de la piel. Es nutritivo pero se absorbe muy bien y no deja sensación grasa.

Es un excelente regulador sebáceo, además de suavizante y calmante, por lo que es apropiado para todo tipo de piel: secas, grasas o sensibles.

Se puede utilizar como desmaquillante y también como reequilibrante de la grasa del cuero cabelludo.

ACEITE DE MACADAMIA (Macadamia integrifolia)

Es un aceite muy liviano y fluido que penetra rápidamente en la piel.

Tiene propiedades anti-envejecimiento muy interesantes por su composición lipídica. Antiarrugas.

Es un excelente aceite para tratar la flacidez porque ayuda a la elasticidad de la piel. Las pieles desvitalizadas tienen un buen aliado con este aceite.

ACEITE DE GERMEN DE TRIGO (Triticum vulgare)

Es un aceite denso, ideal para las pieles secas, muy secas o con falta de hidratación.

Preventivo de estrías y de flacidez y es un excelente regenerador cutáneo.

Se puede utilizar en sinergias para tratar la celulitis junto a aceites esenciales.

Si preferimos optar por formulaciones tipo crema, Soultree nos ofrece una solución.

CREMA HIDRATANTE ALBARICOQUE

Es una crema de textura tremendamente suave y liviana. Se absorbe rápidamente. La piel no queda pegajosa ni grasa pero si hidratada y nutrida. Tiene una aroma maravilloso por la combinación de sus ingredientes pero gracias, sobre todo, por el gran porcentaje de aceite de albaricoque que contiene, de calidad excepcional ya que Soultree cuida con esmero la procedencia de los ingredientes que emplea en sus formulaciones.

También contiene  manteca de Kokum de propiedades regenerantes, nutritivas y excelente emoliente. Se trata de un fruto que se recoge de un árbol típico sólo de la India.