Nuestra higiene bucal es imprescindible para tener una buena salud, tanto digestiva como general.

Los cepillos dentales son utensilios básicos ya en nuestra sociedad. Una buena técnica de cepillado (al menos 2 minutos pasando el cepillo por todos los rincones y lengua), junto al dentífrico y el cepillo más adecuado a nuestras necesidades, son el primer paso para prevenir la caries. Aunque la caries se produce por varios factores, principalmente las bacterias que producen ácido, los dientes susceptibles, los hidratos de carbono fermentados (dulces, leches, etc.), el tiempo (la frecuencia con que los dientes están expuestos a los ácidos derivados del azúcar) y la calidad de la higiene oral. Todo ello provoca un estado idóneo para la rápida propagación de las bacterias que provocan los ácidos que deshacen el esmalte del diente.

Teniendo en cuenta que un cepillo dental, según recomiendan los expertos, debería tener una vida útil de unos 3 meses (o en su defecto, cuando las cerdas empiezan a estar desgastadas), es importante tener en cuenta el impacto medioambiental que supone.

Bajo esa preocupación de sostenibilidad nace Naturbrush, la primera marca española especializada en cepillos dentales hechos de bambú 100 % biodegradables.

Leer más