Son casi ¾ partes del territorio de nuestro planeta Tierra. Océanos y mares que nos regalan azules, turquesas y verdes para el deleite del ser humano. Océanos y mares que son el hogar de tantísimos animales y de una flora que nos da la vida. Porque el ecosistema de nuestro planeta es una rueda para la supervivencia.

fondo del mar con pece

El Ser Humano, una vez más, en el intento de su propia benevolencia, llega tarde… Tarde, porque numerosos estudios confirman las toneladas ingentes de residuos depositados en nuestra masa de agua. Hemos vertido y seguimos vertiendo demasiada basura favoreciendo la desaparición de la vida marina.

Y todos somos responsables. Analizar hasta qué punto en cada caso, no es el objetivo de este post, pero si partiendo de la propia consciencia personal.

plasticos en haiti y menorca

Las fronteras del mar son relativas y entre todos los países se necesita colaboración y cooperación.

En España encontramos La Ley de Protección del Medio Marino en base a la Directiva marco sobre la estrategia marina (2008/56/CE), en la que se definen:

  • Los Estados miembros deberán adoptar las medidas necesarias para lograr o mantener un buen estado medioambiental del medio marino a más tardar en el año 2020.
  • Se elaborarán y aplicarán estrategias marinas a fin de: proteger y preservar o recuperar los ecosistemas marinos, prevenir y reducir los vertidos al medio marino, con miras a eliminar progresivamente la contaminación.
  • Enfoque ecosistémico en la gestión de las actividades humanas: aprovechamiento sostenible que no comprometa el buen estado ambiental.
  • Coherencia de las políticas sectoriales, integrando las preocupaciones medioambientales.

En su apartado de vertidos de tierra al mar, añaden que las competencias son de las Comunidades Autónomas. Y precisamente la comunidad autónoma balear quiere prohibir la comercialización de una serie de utensilios  fabricados en plástico, tales como las cápsulas de café, platos, vasos y cubiertos de plástico, bandejas de plástico, bastoncillos de oídos y cuchillas de afeitar.

Es un anteproyecto de la Ley de Residuos y Suelos Contaminantes que recoge una serie de medidas restrictivas. Solo podrán venderse aquellos productos fabricados con material compostable.

Sabemos que detrás de la aprobación de una ley, intervienen muchos factores y diferentes intereses. De lo que se habla es de un anteproyecto de ley y confiamos en que la ley definitiva sea aprobada y que todas las partes lleguen a un acuerdo que, en principio, sería efectiva a partir del 2020. En Francia, la Ley para la Recuperación de la Biodiversidad, la Naturaleza y los Paisajes del 2016 ya establece una limitación del plástico para reducir la contaminación en el mar, ya que la ley prohíbe las microesferas de plástico en los cosméticos a partir de 2018 y los bastoncillos de algodón con la varilla de plástico a partir de 2020. En Reino Unido algunas grandes superficies han dejado de vender bastoncillos de plástico.

Si nos basamos en el puro interés medioambiental y en su beneficio para el ser humano, aplaudimos esta reforma que pretenden en el archipiélago, y con la esperanza que sea extensible en el resto de comunidades lo antes posible.  No creemos tanto en la prohibición, sino más en el compromiso de empresas, fabricantes y nosotros mismos de un correcto uso de algunos utensilios de empleo diario. Readaptar estos utensilios con materiales reciclables, biodegradables y sostenibles es posible…

En el caso que nos ocupa, nuestra marca Naturbrush, empresa comprometida con el medio ambiente, comercializa esta alternativa tremendamente más ecológica a los bastoncillos de oídos de toda la vida con la varilla de plástico.

LOS BASTONCILLOS DE OIDOS NATURBRUSH, ELABORADOS CON BAMBÚ Y ALGODÓN ORGÁNICO

¿Por qué el bambú es una de las mejores alternativas al plástico?

  • Crece y prospera sin fertilizantes, pesticidas ni aditivos químicos. Es muy resistente a enfermedades o plagas.
  • Su crecimiento es muy rápido ya que en unos 5 años estaría maduro, a diferencia de las décadas que tardan los árboles en crecer.
  • Al parecer, producen mucho más oxígeno que los árboles en una misma superficie cultivada.
  • No necesita ser replantado una vez que se corta para la cosecha.
  • Es antibacteriano y antimicótico gracias a uno de sus componentes, el Zhu Kun.
  • Su biodegradabilidad es muy rápida, disminuyendo el impacto medioambiental muy considerablemente. Esto es, es compostable y se descompone muy rápidamente y puede servir de abono natural para la tierra.

bambu moso

El bambú de NaturBrush es 100% MOSO, de la especie Phyllostachys edulis. Procede de los bosques de Ningbo, en China y suele medir entre 15 y 30 metros de altura. Cabe destacar que este tipo de bambú no sirve de alimento para los osos panda. Existen más de 200 especies de bambú, y el oso panda sólo se alimenta de varias especies, muy selectas para ellos.

Los bastoncillos están confeccionados con algodón orgánico certificado GOTS, cultivado libre de sustancias tóxicas y de todo tipo de pesticidas e insecticidas.

Se presentan en cajitas de cartón reciclable de 100 unidades.

bastoncillos

Desde La Rueda Natural alentamos a no verter los bastoncillos de oídos por el vater, sean de plástico o de materiales biodegradables. El plástico llega a los mares en forma de microplásticos o, en algunos casos en su forma original, envenenando a animales y destruyendo ecosistemas.

Los bastoncillos de bambú son compostables, por lo que pueden ser depositados en la basura de orgánico.

Porque hay imágenes en las que sobra algo…

caballito mar con bastoncillo

La asociación Biodegradables, en una de las limpiezas que ha realizado en la playa de la Patacona en Valencia confirma que en torno al 25% de los residuos que se han recogido en esa playa son bastoncillos de los oídos, un dato que refleja la gravedad del problema.

Provienen en su mayoría de los vertidos de aguas residuales, tanto del emisario submarino así como de acequias, ello es debido a que parte de la población tira el bastoncillo por el váter y las plantas de tratamiento de aguas residuales no son capaces de retener todo el volumen que llegan, ya que la densidad de los bastoncillos la cual es menor que la del agua permite que el bastoncillo flote y no se quede en las cámaras de decantación de las plantas de depuración superando todas las etapas de tratamiento mecánico para finalmente ser expulsados al mar a través de los emisarios y transportados por las corrientes hasta las orillas de las playas.
Al llegar al mar, debido a las corrientes marinas, son transportados por la línea de costa, siendo depositados en las playas. Al llegar a la playa, debido al transporte por oleaje y viento, muchos de ellos quedan retenidos y acumulados en las partes de dunas primarias.

De la recogida de basura, un 24 % fueron colillas, un 25 % pedazos de plástico y el resto, otros residuos.

asociación biodegradables playa patacona